Cedió el dólar a $25,47 (ayudan tasas altas y el frente externo)

La moneda estadounidense se encuentra más débil a nivel global, aunque se espera que la suba de los rendimientos de la Fed amortigüe las caídas. El BCRA vendió futuros por u$s123 millones.

Las elevadas tasas en pesos descomprimieron la demanda de divisas y, junto con un mercado internacional más calmo, contribuyeron para que el dólar acentuara su momentánea tendencia a la baja. El billete registró así su tercera caída consecutiva, al ceder ayer nueve centavos a $25,47. La baja fue la más importante en más de dos semanas, después de tocar un máximo histórico de $25,58 el último viernes, en el marco de una plaza atenta a las negociaciones entre la Argentina y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En sintonía, el mayorista bajó seis centavos a $24,90, ya que aflojó la demanda porque el negocio financiero con tasas altas pasó a ocupar el primer lugar de los operadores, indicaron en una mesa de dinero. El BCRA mantuvo la oferta de u$s5.000 millones a un precio de $25 y volvió a vender futuros del dólar por u$s123 millones, descomprimiendo el mercado de contado. El volumen operado cayó un 6% a u$s 663 millones.

En el mercado explican que la «estabilidad» del tipo de cambio actual se basa en cinco factores: tasas en pesos al 40%, encajes bancarios con Lebac, intervenciones del Banco Nación en el MULC (se estima que ya vendió divisas por u$s1.300 millones en la última semana), el Central obteniendo reservas con nuevos «repo» (préstamos de corto plazo en dólares garantizados con títulos públicos), y una mayor liquidación de divisas del agro.
También ayudó la baja del dólar frente al euro, que trepó a máximos en casi dos semanas después de que funcionarios dijeron que el Banco Central Europeo podría poner fin a su programa de estímulos para fin de año, ya que la inflación ha subido acercándose a su meta. Los comentarios impulsaron al euro a u$s1,1796, su nivel más alto desde el 22 de mayo. La apreciación de la moneda del bloque puso presión al índice dólar, que cayó un 0,3% a 93,580. De todas formas, las expectativas de que la Fed suba las tasas de interés en su reunión de la semana próxima limitaron la caída.

Mientras tanto en Brasil, el real marcó un nuevo mínimo desde marzo de 2016, desmarcándose del peso y de otras monedas de la región, lo que resalta la preocupación de los inversores tras una huelga de camioneros y meses antes de la elección presidencial de octubre. La moneda se devaluó un 0,34% a R$3,82.

Por otra parte, el «call money» entre bancos (tasa interbancaria) retomó el camino descendente operándose al 35%. En tanto, las tasas de las Lebac en el mercado secundario operó al plazo de 15 días a 39,95% y al de 168 días al 38%. En el segmento de futuros del Rofex se negociaron u$s671 millones, de los cuales más del 55% se pactó para junio a $25,385, al 29,62%. El plazo más largo operado fue octubre, que culminó a $28,15, al 32,41%. Los precios cayeron en promedio unos 15 quince centavos, ante la caída de seis centavos del spot. En la plaza paralela el dólar «blue» se hundió 35 centavos a $25,55, mientras que las reservas del BCRA aumentaron u$s89 millones a u$s50.048 millones.

En tanto, el índice Merval subió un 0,25% a 30.434.60 puntos, con lo que acumula un avance de 7% en la semana. Los principales incrementos fueron registrados por Distribuidora de Gas Cuyana (+6%), Agrometal (+5%) y Transener (+4,7%), mientras que las bajas más pronunciadas fueron anotadas por YPF (-3,4%), Petrobras y Banco Macro (-2,3%) y PGR (-2,1%). El analista de Rava Bursátil, Eduardo Fernández, indicó que «el avance de los papeles privados nuevamente obedeció a la expectativa que está generando acuerdo entre el Gobierno argentino y el FMI», pronto a anunciarse.

Por su parte, Gustavo Ber indicó que «aprovechando la repentina ola de mayor optimismo financiero es que los activos locales registraron una fuerte recuperación en las últimas ruedas, más allá de que en esta jornada intercalaron una pausa, dado que muchos operadores buscan capturar el ‘momentum’ del FMI, China, MSCI y el plan sobre Lebac, antesala para empezar a hacer los duros deberes económicos». En el segmento de la renta fija, los principales bonos en dólares terminaron con leves variaciones. El Bonar 2024 cayó un 0,3% y el Bonar 2020, un 0,4%, mientras que el Discount bajo ley argentina terminó estable y el bono a 100 años ascendió un 0,5%. El riesgo país continuó el descenso: cayó 1,47% a 468 puntos básicos.

Te puede interesar:

Deja tu comentario