Encuesta cualitativa 2019: Evolución y perspectivas de la cadena Agro Textil

Continuamos evaluando cuáles fueron las repercusiones del 2018 en nuestro sector. Y es ahora, luego de tener los datos finales de la encuesta anual 2019, que podemos asegurar que un 66% de las empresas manifestó haber empeorado su desempeño en 2018 en comparación con el 2017.

Los motivos que explican esta situación están relacionados principalmente con la caída de las ventas al mercado interno (28,4% de las empresas seleccionaron esta opción), el deterioro de la actividad económica nacional (12,1% de las firmas identificaron este motivo), el aumento del costo de las materias primas e insumos (10,6% de empresas) y el incremento de las tarifas energéticas (9,2%). Entre otros factores se encuentran también el aumento de la presión tributaria (7,8%) y el aumento de las importaciones (7,1%).

Sin embargo, no hay nada que pueda rendir al empresario Pyme. Tal es así que optaron por utilizar las siguientes estrategias de combate: reducción de horas de trabajo (21,8% de las empresas), reducción de personal, adelanto de vacaciones y cambio en la oferta de productos.

Por otra parte, Un 89% de las empresas sufrió la caída de las ventas durante el año 2018, contra sólo un 4% que indicó aumentos en sus ventas y un 38,9% que indicó que no hubo variación. Como también, un 60% de las empresas redujo su dotación de personal, contra sólo un 4,3% que aumentó su número de empleados y un 35,7% que no alteró la cantidad de empleados a cargo.

Un 41% de las empresas encuestadas manifestó haber utilizado su capacidad instalada en un porcentaje menor al 60%. Y un 60% de las empresas ha percibido aumentos de las importaciones totales durante el año 2018.

En cuanto a exportaciones, un 73% de las empresas no ha exportado. Y no fue, aparentemente, algo que los modificó en demasía ya que para la mayoría de las empresas que exportaron, este ingreso solo representa entre un 1% y un 3% de sus ventas totales (44,4% de las empresas).

Finalmente, un 61% de las empresas no ha realizado inversiones. Del porcentaje de empresas que han invertido, un 39% lo ha hecho en la compra de maquinaria o bienes de capital usado y en procesos de capacitación de personal (18%).

PERSPECTIVAS- Año 2019

No es muy alentador el panorama. A priori, un 45% de las empresas no espera cambios en sus ventas para el año 2019 (en comparación con el año 2018), mientras que un 33% sostiene que disminuirán sus ventas totales durante este año.

En cuanto a la capacidad instalada se mantendrá inalterada para el 64% de las empresas, y se ubicará entre un 61% y un 70% para el 30% de las firmas.

Uno de los datos menos gratos a comunicar será que la mitad de las empresas reducirá su cantidad de empleados durante este año, así como una misma proporción achicará las horas de trabajo.

La mayoría de las empresas no realizarán inversiones en el año 2019 (83% de las empresas), principalmente debido a las expectativas negativas sobre el mercado interno, la evolución negativa esperada de la economía, las altas tasas de interés y la incertidumbre cambiaría.

El pronóstico refleja, entonces, un 2019 con: caída de ventas, disminución de la rentabilidad, retraso en la cadena de pagos, alta presión tributaria e incertidumbre macroeconómica.

Te puede interesar:

Deja tu comentario