Año 2020: Boletín económico de la cadena de valor textil y confecciones

Luego de un 2019 negativo para la cadena textil e indumentaria, el 2020 fue un año marcado por la pandemia. El nivel de actividad textil cayó en promedio un –19,3% interanual mientras que la producción de indumentaria se contrajo un -32,9%.

El parate productivo consecuencia de la pandemia generó obstáculos para sostener la oferta, en un primer momento debido a la cuarentena y luego, a la falta de capital de trabajo y a la escasez mundial de materias primas.

No obstante, la cadena de valor comenzó a recuperarse paulatinamente desde julio recorriendo una senda creciente que se mantuvo hasta –al menos-  fines del año. En rigor, el mes de diciembre cerró con un aumento del nivel de actividad del +4,7% para el sector textil y del +0,5% para la confección. Esto implicó que la producción se ubicó a niveles superiores que los meses pre-pandémicos.

El consumo interno fue fuertemente golpeado por la pandemia. Si bien comenzó a recuperarse, aún se encuentra muy por detrás del promedio del año 2019. Esto, sumado a la suba de los precios internacionales de materias primas e insumos y del transporte marítimo y logística internacional, generó un incremento en los costos unitarios.

En cuanto a las importaciones de la cadena textil e indumentaria, estas cayeron un -9,4% en dólares pero se incrementaron un +2,2% en toneladas, con respecto al año anterior. El segundo semestre, por su parte, registró una caída interanual del -14,4% en valor y -0,3% en volumen. En dicho período, se importaron -2,4% menos de hilados; +11,0% más de tejidos planos; y +47,7% más de tejidos de punto en cantidades mientras que las prendas de vestir presentaron una merma en dólares de -45,6%.

Podrá encontrar todos estos datos y más en el Boletín Económico del año 2020.

Te puede interesar:

Deja tu comentario